Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2008

Monumento dedicado a leibniz

Monumento dedicado a leibniz

Read Full Post »

Leibniz pretende elaborar también una teoría no spinoziana de la relación de Dios con el mundo, lejos del necesitarismo absoluto de Spinoza. Para ello vuelve a hacer la distinción tradicional entre el intelecto y la voluntad divina.

Dios es intelecto, razón perfecta y absoluta, pero sin que haya una diferencia de orden entre la razón humana y la divina, pues ambas conocen el mismo conjunto de verdades, aunque la razón divina sea enormemente más capaz de conocimiento que la humana. De esta manera, Leibniz escapa a la tesis cartesiana de la creación de las verdades eternas y a la noción de un Dios fundamento de la racionalidad, para concebir a Dios como la razón perfecta o suprema y llevar de este modo el racionalismo a su expresión extrema.

La voluntad divina es libre de elegir entre las alternativas que el intelecto le presenta.

La voluntad divina es infinitamente potente y sumamente buena. De ello se sigue que:

  • Las verdades necesarias a la razón humana son absolutamente necesarias.
  • El mundo existe y existe con el orden y seres con que existe en virtud de una decisión libre de la voluntad divina. El mundo es, pues, contingente y consta de seres y acciones contingentes.

Read Full Post »

Es impresionante como este reconocido filósofo origino su especulación del conocimiento, A partir del pensamiento de Descartes, que habla sobre la necesidad de una reflexión lógica y psicológica sobre el pensamiento y el objeto. También Leibniz planteo una repuesta a lo dicho por Locke, este autor propone un abordaje psicológico sobre el conocimiento humano, investigando sobre el origen de las ideas y de los pensamientos y si la realidad coincide con el pensamiento, a base de estos dos puntos leibniz llego a formular su teoría del conocimiento la cual ha tenido gran repercusión en el mundo.

Lebniz a través de todos sus estudios observa dos verdades las cuales daré a conocer a continuación de una forma breve solo para clarificar los estudios de este filósofo destacado. Una de estas verdades es la “verdad de hecho” estas son las basadas en la razón la cual este es un principio es una facultad en virtud de la cual el ser humano es capaz de identificar conceptos, cuestionarlos, hallar coherencia o contradicción entre ellos y así inducir o deducir otros distintos de los que ya conoce, esta verdad debe ser real y de contingencia. La otra verdad propuesta por Leibniz es “Verdades de razón” se basa en el entendimiento no en la experiencia, debe tener algún grado de contradicción y debe ser real y intangible esto quiere decir un criterio a la verdad.

A través de esto El filósofo Leibniz, intenta fundamentar la libertad humana, postulando la existencia de hechos necesarios y de hechos contingentes. Los hechos necesarios no podemos cambiarlos a voluntad. En cambio, los hechos contingentes influencian la voluntad sin forzarla.

Read Full Post »

El conocimiento

La teoría del conocimiento de Leibniz es culminación de la epistemología racionalista iniciada por Descartes (pretensión de universalidad y necesidad para la ciencia). En segundo lugar es una respuesta al Empirismo inglés, especialmente Locke, que pretendía poner el origen y el valor del conocimiento en la experiencia. Si esta es limitada, todo lo que de ella se deduzca será también limitado, poniendo en entredicho el carácter universal de la ciencia.

Leibniz distingue dos tipos de verdades, verdades de hecho y verdades de razón (de los que hablamos brevemente).

1.- Verdades de hecho: Son las que nacen de la experiencia sensible, se caracterizan por su contingencia y se refieren a realidades efectivas. Se rigen por el principio de razón suficiente: Nada ocurre sin una razón suficiente, es decir, sin que sea posible, al que conoce suficientemente las cosas dar una razón que baste para determinar porqué es así y no de otro modo.

2.- Verdades de razón: Son verdades innatas, a las que se llega, haciendo explícitas las capacidades propias de la razón. Las verdades de razón se manifiestan por el funcionamiento interno del entendimiento, sin necesidad de experiencia alguna. Se rigen por el principio de contradicción, por ejemplo, el funcionamiento de las mónadas es una verdad de razón coherente con el principio de contradicción, concretamente, el conocimiento estrictamente racional se explica por la actividad de la mónada quien percibe sus propias afecciones.

Según todo esto todo lo que es, por el hecho de ser algo real, es algo inteligible, y por el contrario no se puede afirmar con verdad la realidad de algo si no es inteligible. Así el principio de inteligibilidad de las cosas se convierte en el criterio de verdad (adecuación con la realidad). Ej. : La mesa es inteligible porque conocemos que la ha construido un carpintero. No se puede explicar que exista aquí y ahora una mesa (un hecho), sino es porque la ha construido alguien. A los conocimientos de hechos hay que encontrarles su razón para que pasen a ser verdades de razón.

Podemos ahora determinar el ideal del conocimiento: Muchas de las razones que fundamentan razones de hecho son a su vez hechos que necesitan otra razón anterior para ser inteligibles (Ej.: El carpintero también requiere su razón suficiente para que sea también inteligible). El ideal será encontrar un hecho que a su vez sea su propia razón, esto es Dios, Dios tiene en sí mismo su propia razón, en él no se puede encontrar ninguna verdad de hecho.

Dios conoce todas las razones de los hechos, y por ello las verdades de hecho en Dios se convierten en verdades de razón, y este es el ideal del conocimiento, conocer todo como verdades de razón. La actividad de conocimiento del hombre es un trabajo progresivo sin final para convertir las verdades de hecho en verdades de razón.

Read Full Post »

Read Full Post »

Leibniz establece los principios básicos de la metafísica declarados en su libro Monadología (1714) es una de las obras que mejor resume la filosofía de Gottfried Leibniz. Escrita hacia el final de su vida para sustentar una metafísica de las sustancias simples, la Monadología, trata, por lo tanto, de átomos formales que no son físicos, sino metafísicos.

 

Se dividen en monadas Los múltiples e independientes centros de actividad son llamados mónadas. La mónada ha sido comparada al átomo y es, de hecho, parecida a él en muchos aspectos. Tal como el átomo, ella es simple (carente de partes), indivisible e indestructible. Sin embargo, la indivisibilidad del átomo no es absoluta sino únicamente relativa a nuestra capacidad de analizarlo químicamente, mientras que la indivisibilidad de la mónada es absoluta, pues siendo un punto metafísico, un centro de fuerza, es incapaz de ser analizado o separado de modo alguno. La monada puede tener relación entre ella o puede estar aislada, su origen no puede ser una síntesis de los elementos fundamentales ya que son simples soluciones.

 

Según leibniz la diferencia ya dichas con anterioridad y otra es que el el átomo es material, y realiza solamente acciones materiales; la monada es inmaterial y, dado que representa a otras monadas, funciona de manera inmaterial. A si podemos ver que este hombre y su sabiduría han elaborada otro gran aporte para nuestra historia e existencia, sobre todo para los estudios científicos en la química y en otras áreas, formulando su teoría del conocimiento.

Read Full Post »

Metafísica

Leibniz parte de la física que acabamos de ver para elevarse al terreno de la metafísica, la solución que le da a los problemas de la física le llevan a establecer los principios básicos de su metafísica en su libro “Monadología”; vamos a ver dos aspectos: la mónada aislada y la relación entre mónadas. No pueden perecer porque son simples, no pueden disgregarse en partes. Su origen no puede estar en la reunión o síntesis de partes más elementales, porque son simples; solución: las mónadas tienen que ser creadas por Dios.

No pueden recibir ningún influjo exterior; nada puede introducirse en ellas ni nada puede salir de ellas porque son simples. Al poseer entonces subsistencia independiente la actividad de la mónada ha de ser espontanea. No puede recibir (cerrada sobre si misma) ninguna causalidad procedente del exterior.

Relación Mónadas: Este es el clásico problema entre la comunicación entre las sustancias. Leibniz dice que hay 3 soluciones para esto:

1.- Para la filosofía vulgar, las mónadas están sometidos a influencia recíproca sin explicarnos nada más(esto está en contradicción con la incomunicabilidad de la mónada).

2.- Dios de modo inmediato y continuo las relaciona: Dios por su providencia hace concordar la actividad de la mónada (habría que admitir la tesis del milagro perpetuo).

3.- Doctrina de la armonía preestablecida: Hay que imaginar las mónadas como relojes construidos por Dios que siempre funcionan compenetradamente. Esta es la solución que adopta nuestro autor.

Read Full Post »

Lebniz fue un filósofo y un sabio conocedor de diversos ámbitos de nuestra historia, que llego así a formular una teoría basada en el conocimiento humano. Realizó variados artículos sobre esta teoría, uno de estos es el presentado con anterioridad “El ideal del sabio”. Lebniz se refiere a el como la unión de lo lógico con lo ontico a base de principios ya que estos son los únicos que valen a la hora de la búsqueda de lo real o verdadero. El ser humano como la fuente de información, ya sea por donde proviene una serie de conocimientos y pensamientos que transcienden lo normal. Lebniz a base de esos principios logra formular hipótesis y tesis acerca de algún fenómeno verificado por la experiencia ya que son probados a priori y en relación de la experiencia con el entendimiento, afirmando que el ideal del sabio está por encima del ideal científico.

 

En el entendimiento debe ser congruente, toda verdad de hecho debe ser reducida a verdad de razón. Es decir que el saber humano no solo se basa en el fenómeno en si, si no en la verdad que se esconde por debajo de los fenómenos. Señalando que el conocimiento que toda teoría, conocimiento etc. se verifica postpriori esto quiere decir lo que se obtiene empíricamente sobre la realidad.

 

Así podemos concluir que la verdadera filosofía es la sabiduría “que consiste en un perfecto conocimiento de los principios de todas las ciencias y del arte de aplicarlos”. Todos podemos aplicar la filosofía en nuestras vidas, puesto que cada ser humano posee razón, y ya que la filosofía corresponde a una serie de preguntas un tanto común, como por ejemplo ¿que puedo hacer? se presenta como algo cotidiano. Además, se podría decir que la filosofía es la ciencia mas importante para el hombre.

Read Full Post »